jueves, 30 de mayo de 2013

Solución castillos hinchables

      Llevaba ya casi dos meses estrujándome el cerebro pensando que podía hacer para que la fiesta de cumpleaños de mi pequeño fuese muy especial, y a su vez poder darle una agradable sorpresa, ya que me hace enormemente feliz ver su cara cuando algo le sorprende y disfruta con ello.

      El tema venía de lejos, ya que sus compañeros de clase ya desde el año pasado invitaban a su fiesta de cumpleaños a casi toda la clase y lo celebraban en el típico parque infantil con piscina de bolas y ese tipo de atracciones, pero cuando me informé de los precios y echamos cuentas me di cuenta de que esa opción estaba fuera de nuestro alcance. Así que ya el año pasado sentí que le habíamos defraudado puesto que lo celebramos en casa y sólo invitamos a sus primos y a algún amigo muy allegado.

      Como no podía ser de otra forma, este curso, sus compañeros de clase que ya han cumplido años, han vuelto a invitar prácticamente a toda la clase y se han gastado un pastizal en el “parque de bolas” (luego dicen que hay crisis), y me han puesto entre la espada y la pared, porque el niño ya ha pedido que hagamos una fiesta igual que la de sus amigos.

La solución: un castillo hinchable

      Pero este acastillos hinchablesño no sólo no pienso defraudarle, sino que vamos a superar con creces el éxito de sus fiestas y estoy seguro que vamos a crear tendencia, y lo más importante, no voy a gastar ni la cuarta parte de lo que ellos ha gastado, porque lo vamos a hacer en casa. ¿Que cómo lo voy a hacer? Alquilando un castillo hinchable.

      La semana pasada asistimos a la comunión del hijo de un amigo mío de la infancia con el que ya no tenía demasiado contacto, pero el caso es que después de la comida a la que nos invitaron nos dijeron que saliéramos fuera, a la terraza que tenían montada dentro del recinto del restaurante, y en ese momento por fin se me encendió la bombilla, pues tenían montados dos flamantes castillos hinchables donde los niños no dejaron de saltar y reír hasta que llegó el momento de marcharse, y aún nos costó sacarlos de allí.

Muchas ventajas

      Lo que realmente me encantó es que como tenían una red de seguridad alrededor del castillo para que los peques no se puedan caer, y además había unos monitores que velaban por la utilización responsable de los castillos hinchables, nosotros pudimos por un momento olvidarnos de los niños y disfrutar de una charla muy amena y distendida donde por cierto me puse al día con mi amigo y ahora hablamos a menudo por teléfono o por WhatsApp.

      Le pregunté a los monitores y me dieron una tarjeta de visita donde ponía el número de teléfono y su página web, y después de echarle un vistazo a los precios y modelos que encontré en la web me puse en contacto con ellos y me resolvieron alguna duda que tenía respecto al espacio del que dispongo en casa. Así que al final lo he contratado y será el eje central de la fiesta. De momento él no sabe nada, queremos que sea una sorpresa, ya os contaré como ha ido la cosa, pero creo que va a ser genial.

      Por cierto si estáis interesados en conocer este servicio, os recomiendo que os pongáis en contacto con la misma empresa que yo, se llama TuFiestaHinchable y están en www.castilloshinchablesweb.es. No os arrepentiréis.


Publicado por castilloshinchables @ 13:17
Comentarios (0)
Comentarios